El Sistema Solar, Ordenado

En los últimos años, merced a los descubrimientos Info adicional científicos, el sistema solar ha dejado de ser exactamente el mismo que estudiamos en el colegio. Aún está por solucionar el tema del metano marciano y a judgar por otros artículo de éste blog, no parece que exista demasiado interés en localizar el origen de las emanaciones. Interesante bloc, aunce discrepe un tanto de las lamentaziones finales rreferentes a rrecortes en los programas. Aunce fans de la astrobiolojía, comprendo ce en este momento las disponibilidades presupuestarias deban zentrarse en inconvenientes más acuziantes y perentorios.

Todos los objetos que orbitan alrededor del Sol y que no son planetas planetas enanos, se consideran de forma colectiva como cuerpos menores del sistema solar”. Es posible que ciertos cuerpos menores más grandes puedan reclasificarse en el futuro, incluyéndolos entre los planetas enanos, si se comprueba que alcanzan el equilibrio hidrostático.

Este último tiene un período orbital de 323 días y su trayectoria lo lleva a cruzar la órbita de nuestro planeta dos veces en todos y cada giro alrededor del Sol, por lo que está siendo estudiado con mucho detenimiento, en especial en sus próximas aproximaciones. Se llama asteroides troyanos” a un conjunto de asteroides que se mueven en la órbita de Júpiter, a 60º por delante y por detrás de este, en los llamados puntos de Lagrange”.

Se encuentran en resonancia orbital de 3:2 en relación con Neptuno, es decir, que completan 2 órbitas alrededor del Sol en exactamente el mismo tiempo en que Neptuno efectúa 3. Afines a los plutinos, pero con una resonancia orbital de 2:1 con Neptuno (completan una órbita en exactamente el mismo tiempo que Neptuno completa link importante dos). Seguramente se formaron en el Cinturón de Kuiper y luego fueron alejados por la interacción gravitatoria con otros planetas, en especial Neptuno.

Como su origen se debe al viento de partículas que proviene del Sol, esa cola siempre y en todo momento apunta hacia el lado opuesto al de nuestro astro central. Proceden primordialmente de la Nube de Oort (los de período más largo) y del Cinturón de Kuiper (los de período más corto). En su trayectoria, va dejando por detrás un sinnúmero de fragmentos que permanecen en su órbita. Cuando la Tierra intercepta esta órbita cometaria llena de fragmentos, estos penetran en la atmosfera y crean las estrellas fugaces” lluvias de meteoros”.

Write a comment

Comments: 0